GuatemalaDocumentsPublicacions ActivitatsBrigadesProjectesImmigració Enllaços Qui somContacta
 
Any 2008Any 2007Any 2006Any 2005Any 2004 Any 2003
 

Guatemala, 14 de Marzo del 2006
Dime con quién andas, y te diré quién eres

Compartimos con Ustedes este artículo sobre Guatemala, publicado ayer en Nicaragua, que pone en evidencia la posición de nuestra flamante “Embajadora de Buena Voluntad los Acuerdos de Paz”, cargo que nadie sabe qué significa, pero que le permite a la titular darse sus viajecitos oficiales y expresar, como en este caso, sus ideas, con lo cual pone al descubierto su verdadera posición de clase.
El TLC es, obviamente, contrario a la letra y al espíritu de los Acuerdos de Paz. Es su antípoda. ¿Cómo se entiende, entonces, que la Embajadora de los Acuerdos de Paz, lejos de cuestionar el Tratado, lo defienda?
Mientras en Costa Rica un Premio Nobel de la Paz aboga por el TLC e incluso afirma que “es más fácil cambiar los 10 mandamientos que al TLC”, otra Premio Nobel, al abordar el mismo tema, sostiene que “los norteamericanos nunca nos van a tratar como iguales” pero que, aún así, “lo único que queremos es un mercado libre para todos”. ¿Puede concebirse un modelo de libre mercado en un marco de trato desigual? ¿A qué le apuestan ambos premios nobeles?
En todo caso, los dejamos con el artículo, para que cada lector o lectora juzgue a partir de su propia posición y llegue a sus propias conclusiones.

El Nuevo Diario de Nicaragua. Lunes 13 de marzo 2006.
Inusual posición de Premio Nobel de la Paz
Rigoberta Menchú defiende el Cafta


"No descalifico los avances; pienso que cada vez que hay una oportunidad de generar nuevos empleos, que hay una oportunidad de tener un mercado accesible para la verdura, para los textiles y diferentes productos, es muy importante valorarlo y darle realce", dijo Menchú.
Jorge Svartzman, Brasilia / AFP


La líder indígena guatemalteca y Premio Nóbel de la Paz, Rigoberta Menchú, defendió este lunes la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre su país y Estados Unidos, porque "el libre comercio es una realidad que ya se ha producido" y que trae beneficios a la población.


"Creo que en este tiempo no se puede impugnar nada, en el sentido de que el libre comercio en realidad ya se ha producido", dijo Menchú en Brasilia, donde acompaña al presidente Oscar Berger en su visita a Brasil, con el título de "embajadora de buena voluntad" de los acuerdos de paz.


"En los últimos 10 ó 15 años se ha incrementado la privatización de recursos, pero también se ha incrementado el intercambio entre la población", añadió. La dirigente de origen maya admitió que la globalización agravó los indicadores sociales, pero se negó a descalificar el libre comercio.


"No descalifico los avances; pienso que cada vez que hay una oportunidad de generar nuevos empleos, que hay una oportunidad de tener un mercado accesible para la verdura, para los textiles y diferentes productos, es muy importante valorarlo y darle realce", insistió Menchú.


Un vecino “difícil”

También reconoció que no será fácil "lidiar" con Estados Unidos, pero que era imposible ignorarlo como vecino.


"Sabemos que en tiempos buenos o malos vamos a tener que lidiar con los norteamericanos de la misma manera, porque nunca nos van a aceptar como iguales", dijo Menchú. "Sabemos muy bien qué tipo de vecinos tenemos, y lo único que queremos es un mercado libre para todos", proclamó.


"Pienso que el libre comercio ya se ha producido en buena medida", pero "hay que vigilar bien que esto vaya hermanado con el respeto a la soberanía nacional, el respeto a las fronteras, a la gente; que no nos impongan sus banderas (...)", advirtió Menchú.


El presidente Berger le escribió recientemente a su homólogo norteamericano George W. Bush para reclamarle una supuesta discriminación en las negociaciones del TLC, que avanzarían más rápidamente con otros países centroamericanos.

Frente Nacional De Lucha En Defensa De Los Servicios
Públicos y Los Recursos Naturales