Actualitat

ACTUALIZACIONES SOBRE LOS EFECTOS OCASIONADOS POR LA TORMENTA STAN AL 15 DE OCTUBRE

Elaborado por el Movimiento Tzu Kim-pop


Informacion elaborada con datos oficiales, de la prensa, informes de monitoreo de las organizaciones sociales.

De acuerdo a cirfras oficiales dados por la CONRED, estos serîan los efectos hasta el momento registrados :

Es importante resaltar, que en el cuadro anterior hay cifras no oficiales mucho mâs altas, sobre todo el personas fallecidaes y desaparecidas : cifras no oficiales en personas fallecidas mâs de 3,000.


1. AYUDA OTORGADA

o El PMA está enviando por avión a las áreas afectadas 5 toneladas métricas (TM) de galletas de alto valor nutritivo para apoyar la labor del Comité Nacional de Reducción de Desastres (CONRED) en la asistencia a las victimas de este desastre. Otras tres toneladas métricas adicionales de galleteas de emergencia de alto valor nutritivo han sido también despachadas por aire desde la vecina Honduras con la colaboración de la Oficina del PMA en ese país.
o Durante esta operación de emergencia, el PMA ya ha proporcionado 1,800 toneladas métricas de alimentos al Gobierno guatemalteco, suficiente para alimentar 75 mil familias durante una semana. No obstante se espera que las necesidades aumenten en los próximos días cuando los equipos de evaluación tengan una idea completa de la magnitud del desastre, lo que superaría las reservas alimentarias que actualmente el PMA tiene en el país.


2. EFECTOS SOCIALES


o A la dramática situación que vive Centroamérica por los destrozos causados por el huracán Stan, se suma ahora el temor al brote de epidemias por la descomposición de los cadáveres y la posibilidad de una hambruna en las zonas donde se perdieron los cultivos.
o "Cientos de personas están viviendo fuera de sus casas y llevan sin comida desde hace más de cuatro días; estamos trabajando contra reloj para distribuir galletas nutritivas que les permitan mantenerse hasta que podamos hacerles llegar una comida completa.
o Nos preocupan especialmente las mujeres y los niños", dijo Guillermina Segura, director del PMA en Guatemala. Y el mayor problema en esos momentos es llegar a ellos. Las condiciones climatológicas y el mal tiempo está impidiendo a las aeronaves llegar regularmente a esas comunidades en su mayoría indígenas que históricamente son las más desfavorecidas. La malnutrición crónica en estas áreas alcanza el 49,3 por ciento, siendo éste el sexto indicador más alto del mundo. "La asistencia alimentaria de emergencia es vital, para evitar un deterioro mayor de la situación nutricional de estas familias vulnerables. Especialmente esa asistencia es crítica en zonas donde uno de cada dos niños sufre de malnutrición crónica y son más propensos a enfermedades relacionadas con el hambre", dijo Segura.

3. EFECTOS ECONOMICOS


o Según el viceministro de Infraestructura, Federico Moreno, los daños a la infraestructura del país, que incluye carreteras principales, caminos vecinales y puentes, se estiman en Q2 mil millones, pues según el recuento, unos mil 400 kilómetros de vías de comunicación están averiados.
o Aquí tampoco se incluyen los números de lo que se deberá invertir en las 772 escuelas que, según datos preliminares del Ministerio de Educación, resultaron dañadas por la tormenta.
o El ministro de Agricultura, Álvaro Aguilar, dice que las pérdidas en el agro podrían ascender a unos Q3 mil millones. Según el funcionario, un desglose preliminar señala que se habrían perdido unas cien mil cabezas de ganado, lo que significa un costo aproximado de Q1,000 millones.
o Mientras que por frijol y maíz estima Q200 millones, así como una merma en el café por Q250 millones y unos Q400 millones en el sector azucarero.
o La directora de la Asociación Gremial de Exportadores de Productos No Tradicionales (Agexpront), Fanny de Estrada, dice que en el sector exportador las pérdidas se estiman en unos US$83 millones (unos Q664 millones), según datos evaluados al 10 de octubre.
o En un análisis preliminar se determinó que las mayores pérdidas se tuvieron en productos ecológicos, como el limón y el ajonjolí, cultivo que se perdió en su totalidad, lo cual representa unos US$24.5 millones. Le sigue la arveja con US$16.91 millones.
o Infraestructura: habrá que reconstruir unos cinco mil kilómetros de carreteras destruidas. Además es necesario construir cinco puentes en la costa sur que fueron destrozados. En vivienda, el Gobierno tendrá que poner en marcha programas habitacionales, para asistir a quienes perdieron en su totalidad sus casas. En salud hay peligro de brotes de epidemias, sobre todo en 417 comunidades que quedaron totalmente inundadas.

4. SITUACION DE LOS ALBERGUES TEMPORALES

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres CONRED, informa que hasta las 13:00 horas de este día, se han habilitado los siguientes albergues en los departamentos afectados por el impacto de la tormenta tropical Stan.


5. ALGUNAS CONSIDERACIONES DE LAS INSTITUCIONES INTERNACIONALES EN GUATEMALA


o Barbara Pesce-Monteiro, representante residente a.i del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), coincide con Fuentes. “Hay infraestructura destruida, hay gente que ha tenido que desplazarse, las cosechas están destruidas, los animales están perdidos, y por ello va a haber una afectación en el nivel de la pobreza”, añade. También aclara que por el momento es muy difícil tener estimaciones más específicas de la situación del país. “Estamos en una fase muy preliminar, donde el país está identificando realmente la magnitud del problema. Aunque está claro que es muy serio”, advierte. “Ni siquiera se está comparando con (el huracán) Mitch, sino con el terremoto de 1976. Es una magnitud importante que inevitablemente va a tener un impacto”, comenta. En la actualidad, un grupo técnico de Naciones Unidas apoya a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) para evaluar la situación del país y tener una visión más clara de lo sucedido. Igualmente, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) envió 40 técnicos para identificar las poblaciones más vulnerables y la posibilidad que tienen de recuperar su capacidad productiva.
o Ian Cherrett, representante en Guatemala de la FAO, confirma que los expertos se encuentran en los sitios más remotos y afectados del país, y que podrían concluir el estudio la próxima semana. “Todo tiene que ver con los medios de vida y cómo los procesos productivos están conectados entre sí. Después de este análisis podríamos exponer lo que depara al país en el tema de hambruna”, agrega.
o Alejandro Santander, asesor subregional del Área de Preparativos para Emergencias y Punto Focal de Desastres de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señala que todo desastre paraliza los procesos de desarrollo de un país. “Todo desastre produce un estancamiento, y donde la situación sanitaria no es atendida de inmediato, se pueden revitalizar los problemas de salud que ya existían. Si hay niños o personas desnutridas, va a empeorar su estado”, enfatiza. “Los desastres paralizan, mejor dicho desaceleran los procesos de desarrollo”, dice. No obstante, agrega, la clave para retomar la vía está en la respuesta del país y la cooperación internacional. “Muchas agencias están dando respuesta a la crisis, hay que ver cuáles van a continuar apoyando al país para que retome la senda del desarrollo”, comenta.
o El Informe sobre Desarrollo Humano 2005, elaborado por Naciones Unidas, colocó a Guatemala en el puesto 117 entre 177 países. Entre los indicadores de pobreza, el estudio destacó que el 22.9 por ciento de los guatemaltecos vivía en pobreza y que era el cuarto país más desigual en repartición de la riqueza.

6. ANALISIS POLITICO SOBRE LOS EFECTOS DE STAN


o COMUNICADO DEL COS Y COCIGER: SOLIDARIDAD Y EFICIENCIA: RECTIFICAR E INTENSIFICAR LA AYUDA : Es evidente que la catástrofe desbordó las capacidades institucionales de reacción por parte del Gobierno y que se subestimó el impacto de la tormenta - huracán “STAN”- en el territorio nacional. Ahora urge reforzar la coordinación y la eficiencia entre las diferentes instituciones gubernamentales, organizaciones sociales, instituciones, iniciativa privada y comunidad internacional para atender de manera rápida y eficiente la emergencia nacional. Hay que aumentar el acopio de agua, alimentos, ropa y medicinas; agilizar la distribución ordenada de la ayuda; y, procurar el acceso a las comunidades más aisladas de los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Huehuetenango, Sololá, Escuintla, Santa Rosa, Retalhuleu y Suchitepequez. Es necesario intensificar las acciones de rescate y de ayuda a las victimas; y, desarrollar una planificación seria y responsable para atender a la población. La catástrofe ya supera los efectos e impactos de huracán Mitch en 1998 y no tiene precedente desde el terremoto de 1976. hay mas de 500 muertos, 5,118 viviendas dañadas, pérdidas agrícolas por 3 mil millones de quetzales, carreteras y puentes dañados, 300 desaparecidos, 97 mil damnificados y 84,949 personas albergadas; hasta el día de hoy y se aproxima una nueva tormenta. Derivado de lo anterior, es pertinente el impulso de un Plan de Emergencia Nacional debe fortalecer las acciones de corto plazo como: garantizar el acceso permanente de la población afectada al agua potable, así como a una provisión adecuada de alimentos que garanticen la seguridad alimentaria. Definir una estrategia para organizar la atención medica, la prevención de epidemias y el acceso a medicamentos esenciales. No obstante, simultáneamente hay que ir definiendo un Plan de Reconstrucción y de Reactivación Productiva que garanticen la generación de empleo, el desarrollo de nuevos cultivos (programas de créditos agrícolas) la reconstrucción de la infraestructura vial del país y el acceso a una vivienda digna y segura para la población. Los recursos de la cooperación internacional y los esfuerzos propios deben optimizarse en estas dos fases y utilizarse de manera eficiente. El Estado debe ejercer su papel rector en una crisis de esta magnitud y en el marco de una situación especial que podría desbordar en un estallido social y crisis política. Hay que tomar decisiones firmes y urgentes contra la especulación y el acaparamiento. El gobierno debe intervenir temporalmente en la fijación de precios claves en la economía y en especial en los combustibles, el gas propano, el transporte extraurbano, los granos básicos, las medicinas y el agua pura. El Estado debe impulsar una reestructuración inmediata del presupuesto general de ingresos y egresos del Estado 2006 para atender la reconstrucción del país: infraestructura, seguridad alimentaria, desarrollo rural y salud deben de ser las prioridades, así como a las acciones de atención de emergencias y gestión de riesgos. Fortaleciendo estas medidas es necesario incrementar los recursos tributarios del Estado atendiendo al principio de capacidad de pago, pero en especial a la solidaridad de los sectores de mayores ingresos (no a la caridad) proponemos fortalecer la tasa del Impuesto Extraordinario y Temporal de Apoyo a los Acuerdos de Paz IETAAP. Finalmente hacemos un llamado a la población a seguir colaborando y expresando su solidaridad mediante la donación de alimentos, agua, ropa y medicinas, así también a los grandes consorcios empresariales a manifestar su solidaridad con las victimas.

o De acuerdo a Alberto Fuentes, presidente del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEF) y antiguo asesor del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) :En el corto plazo, el experto considera que habrá un incremento notorio de los índices de pobreza y que la recuperación económica del país será difícil. Stan afectó una gran proporción de Guatemala, Mucho más que el huracán Mitch en 1998.Por ejemplo, en salud se toma como indicador la esperanza de vida, que aunque no cambia en el corto plazo, se pueden ver los efectos en la medida que se alargue la situación de falta de alimentos y de la destrucción de la infraestructura sanitaria.Si se prolonga y no se resuelve el problema, podrían resultar afectadas muchas personas más, lo cual provocaría un aumento en la tasa de mortalidad infantil, particularmente.Ahora mismo hay un aislamiento que se ve reflejado, no sólo por la falta de acceso a electricidad y alimentos, sino también de agua, lo que afecta directamente la salud de los pobladores.Pero creo que los efectos más claros de Stan recaen en salud e ingresos.Hubo una destrucción fuerte de la cosecha de maíz a gran escala (comercial y no comercial), y es entonces que entra en juego toda una población que se ubica en la línea de pobreza. A corto plazo va a haber un aumento fuerte de la pobreza, porque queda un montón de personas que no tienen capacidad de generar ingresos, y otro problema más grave que es la posibilidad de más hambre, que ya afecta varias regiones del país. El IDH puede reducirse parcialmente. No sé si los indicadores permiten o van a permitir medirlo. Pero sí va a haber un deterioro de condiciones de salud y de ingresos que podría suponer un retroceso transitorio. Ojalá que sólo sea transitorio.Para obtener recursos que ayuden a paliar la crisis, Alberto Fuentes, experto en temas fiscales, recomendó:Modificar el Presupuesto de la Nación para 2006 ; Liberar recursos del Presupuesto que están amarrados por leyes, la propia Constitución y el pago de deuda : Tratar de reducir el pago de la deuda externa ; Analizar impuestos que generen ingresos rápidos, como uno sobre transacciones financieras aplicado a los débitos en particular ; Evitar la emisión de bonos ; Orientar el gasto a resultados. “San Marcos y Huehuetenango resultaron afectados, y es ahí donde se concentra parte de la pobreza. Ahora, las personas tienen menos capacidad de generar ingresos” . La situacion de acuerdo a Fuentes, conlleva a otra más grave: la posibilidad de hambruna en las zonas afectadas.


o ALAI-AMLATINA 14/10/2005, Guatemala.- La tragedia de Guatemala llega al extremo de que uno de sus poblados, Panabaj no sólo fue declarado inhabitable sino que se considera un camposanto. Las labores de rescate fueron abandonadas en ese
sitio. Los habitantes del lugar, que se calcula en más de 1,400 personas, fueron enterrados por un alud de lodo y piedras, quedando así sepultada su miseria, sin lápidas ni epitafios. Con este desastre, el estado guatemalteco evidencia su debilidad.
No tiene la capacidad de regular el dios mercado para hacerlo menos inhumano, ni logra convencer a los todopoderosos empresarios y propietarios de todos los bienes para hacer las adecuaciones tributarias que permita una aceptable redistribución
de la riqueza y por lo tanto se debe conformar con administrar despojos y testimoniar tragedias. La concentración de la propiedad y de la tierra en pocas manos, el 2% concentra el 72% de la tierra, según cifras de organismos internacionales, provoca que el 57% de la población se encuentre en estado de pobreza y el 21% en estado de extrema pobreza. Guatemala es el país más desigual de América Latina.
Es decir, que de los 12 millones de habitantes de este país "del paisaje", casi 7 illones sólo cuentan con 2 dólares diarios para sobrevivir. Es obvio que familias en estas condiciones, no pueden habitar en lugares seguros, carecen de techos dignos, además de que están excluidos de los servicios básicos o sea, no tienen futuro.
El estado y la sociedad guatemalteca enfrentan un gran reto: o permite que esta injusticia y desigualdad se eternice o toma acciones urgentes para que la reconstrucción del país no se edifique sobre las mismas bases de exclusión y discriminación. La solidaridad de amplios sectores, muy generosa por cierto y la caridad no son la solución para construir un país que erradique este aberrante sistema que agrede la dignidad de todos los seres humanos. No es casual que siempre son los sectores vulnerables, los pobres, los marginados, los ndígenas, los habitantes de áreas rurales, de zonas marginales, los que se ven groseramente afectados con los fenómenos naturales. Su vida en un país como éste es un desastre y su muerte solo cierra este ciclo ante la indiferencia de quienes tienen en sus manos corregir tan secular situación. Ni la readecuación del presupuesto anunciada por el gobierno, ni los millones de dólares y euros ofrecidos por la comunidad internacional son la solución para evitar que los fenómenos naturales arrebaten vidas de niños, mujeres, ancianos, y hombres pobres que tienen sobre sus espaldas siglos de indiferencia e infelicidad. El deber del gobierno es reencauzar las políticas públicas y la estructura tributaria para empezar a garantizar la redistribución de la riqueza aunque tenga que enfrentar a los sectores económicos. La responsabilidad social de los empresarios está a prueba. Las cifras de más de 600 muertos y 1000 desaparecidos son una espina metida en el corazón de quienes tengan algo de sensibilidad social. Los afectados hoy son las víctimas constantes de la injusticia. Son esa mitad de la población guatemalteca que exige y merece una vida digna, con respeto a los derechos inherentes a todos los seres humanos. Lo demás, es demagogia.

7. Estado de Calamidad Pública, situación actual de los puentes

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, CONRED, comunica la situación actual de los puentes del país, de acuerdo al informe de las 17:00 horas de este día, presentado por el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda:


8. SITUACION DE LAS CARRETERAS DUESPUES DE LA TORMENTA STAN

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, CONRED, comunica la situación actual de las rutas alternas del país, de acuerdo al informe de las 09:30 horas de este día, presentado por el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda: