Consulta sobre la minería en Sipacapa. Rechazo a la actividad minera a cielo abierto.
Informe de los observadores

 

CONSULTA DE BUENA FE
SOBRE LA ACTIVIDAD MINERA EN SIPACAPA, DEPARTAMENTO DE SAN MARCOS, GUATEMALa

INFORME DE LA OBSERVACIÓN

Guatemala, 28 de junio de 2005

Introducción

El Pueblo Sipakapense organizó y convocó una Consulta de Buena Fe comunitaria para el día 18 de junio en sus 13 aldeas sobre la aceptación o rechazo de la actividad minera en su municipio. Ante esta Consulta de Buena Fe un grupo de observadores nacionales e internacionales participaron en el desarrollo de dicha actividad con el objetivo de observar que el transcurso de las asambleas estuviese dentro de la normalidad.

 

¿Cómo surgió la idea de la observación?

La observación del proceso de Consulta de Buena Fe en Sipacapa se organizó a petición de las mismas comunidades, a través de las Comisiones Política y de Apoyo Técnico del COMUDE encargadas de organizar la Consulta de Buena Fe, que solicitaron la participación de un grupo de observadores, ya que había preocupación por el desarrollo de las asambleas, debido a que en el tema de la minería hay muchos intereses en juego y se pretendía asegurar que la presencia de observadores disminuyese la tensión que existía en el municipio y que a través de la observación se avalasen los resultados de la Consulta de Buena Fe.

En el momento en el que llegó la solicitud de las comunidades varias organizaciones nacionales e internacionales (entre ellas the Network In Solidarity with the People of Guatemala, the Canadian Rights Action Foundation y el Consejo Regional de Autoridades y Pueblos Indígenas) coordinaron la participación de 73 observadores (18 observadores internacionales y 55 nacionales) en el proceso de Consulta de Buena Fe.

La mayoría de las y los observadores nacionales llegaron desde Departamentos cercanos a San Marcos, como Huehuetenango, Quetzaltenango, Sololá, Quiché, Totonicapán, aunque también llegaron algunos observadores desde la capital y otros lugares. El grupo de observadores internacionales estuvo formado por personas de distintos países que están trabajando en organizaciones de Derechos Humanos en Guatemala, Chiapas y Honduras, además también participaron en el grupo personas individuales que se unieron a la observación. Dentro de los observadores internacionales había personas de EEUU, Canadá, España, Italia, Alemania, Suecia y Francia.

La observación del proceso de Consulta de Buena Fe se dividió en tres momentos. Un primer momento, que inició el día 15 de junio, en el que estuvieron presentes en Sipacapa un grupo de unos cinco observadores nacionales e internacionales para observar los acontecimientos que sucedían los días anteriores a la Consulta de Buena Fe. Posteriormente el día 18 de junio un grupo de setenta y tres personas estuvieron como observadores, repartidos en las trece aldeas. Por último, otro grupo de siete personas permaneció en Sipacapa hasta el día 21 de junio, fecha programada para la presentación de las actas comunitarias ante la Municipalidad.

Legitimidad de la observación

La Consulta de Buena Fe de Sipacapa fue convocada a través de un Acuerdo y posterior Reglamento Municipal, que en varios de sus artículos habla sobre la presencia y participación de las y los observadores en la Consulta de Buena Fe, señalando lo siguiente:

“Artículo 30: Observadores. La Comisión Política invitará a representantes de Organizaciones Indígenas, ONGs, Organizaciones de Cooperación y medios de Comunicación para observar el proceso de Consulta de Buena Fe de Buena Fe. Los observadores deberán identificarse y acreditarse ante la Comisión de Apoyo Técnico quien otorgará la acreditación correspondiente. Los observadores no pueden intervenir ni influir en el proceso de Consulta de Buena Fe ni en la voluntad soberana de los consultados.

Artículo 31: Distribución de los Observadores: La Comisión Política organizará y distribuirá a los observadores en las aldeas convocadas a la Consulta de Buena Fe, comunicando al Alcalde Comunitario que corresponda los nombres e identificación de los observadores asignados.

Artículo 32: Informe de los Observadores: Los observadores podrán presentar informa adjunto o por separado sobre el proceso de Consulta de Buena Fe.”

Tenemos que señalar que todas y todos los observadores que participaron en la observación fueron registrados y acreditados en la Municipalidad de Sipacapa, portando todos ellos el día de la Consulta de Buena Fe un gafete con su nombre y el sello del COMUDE.

Todo este proceso de acreditación e inscripción se hizo durante los días anteriores a la Consulta de Buena Fe, en base a los artículos del Reglamento Municipal señalados arriba. Sin embargo, el viernes 17 de junio, día previo a la Consulta de Buena Fe, la Municipalidad se retiró de la convocatoria de dicha actividad. En la mañana de ese viernes hubo una reunión en la Municipalidad con representantes del COMUDE, los COCODES y otros líderes comunitarios en la que el Alcalde comunicó la decisión del Concejo Municipal de retirarse de la convocatoria, en base a un Recurso de Amparo presentado en la capital. En ese momento, las autoridades comunitarias decidieron continuar con la convocatoria de la Consulta de Buena Fe por su parte. Una vez tomada la decisión de continuar con la actividad, representantes de las y los observadores preguntaron a la asamblea si querían que se mantuviese la presencia de las y los observadores en las Asambleas Comunitarias, siendo avalada la presencia de la observación por toda la asamblea.

Cabe destacar también que la mayoría de las y los observadores que observaron el desarrollo de la Consulta de Buena Fe venían avalados por organizaciones nacionales e internacionales en las que trabajan o participan, del mismo modo había personas individuales que participaron en la observación que acudieron en respuesta a la invitación colectiva que se hizo a través de las Comisiones Política y de Apoyo Técnico. Al mismo tiempo, previamente a la celebración de la Consulta de Buena Fe, el equipo de la observación informó y coordinó con la PDH la presencia de las y los observadores, siendo el Sr. Alexander del Toro, Auxiliar de la PDH en San Marcos, nuestro interlocutor directo.

Informes de la observación: principales resultados y conclusiones

Resultados

Como ya es conocido en las trece aldeas de Sipacapa convocadas a la Consulta de Buena Fe, fueron realizadas las Asambleas Comunitarias para decidir su posición ante la actividad minera en su municipio. De las trece aldeas consultadas, once mostraron su posición casi unánime en contra de la actividad minera, fueron las aldeas de la Cabecera Municipal, La Estancia, Tres Cruces, Escupija, San Isidro, Chual, Poj, Pueblo Viejo, Queca, Pie de la Cuesta y Quequesiguan. Por su parte la aldea de Cancil mostró su aceptación a la actividad minera y la aldea de Canoj decidió no realizar la consulta porque no había claridad sobre la legalidad de la misma y por la falta de representatividad y poca participación de sus vecinos en la Asamblea Comunitaria.

Participación

La participación en la Consulta de Buena Fe fue de 2,504 personas, vecinos y vecinas del Municipio de Sipacapa. Teniendo en cuenta que el número de personas empadronadas en el municipio es de 5,600[1] esto supone que participaron el 44,71%. En la mayoría de los informes elaborados por las y los observadores que estuvieron presentes en las diferentes Consultas de Buena Fe en las aldeas se constató la gran confusión de la población en torno a la realización y legalidad de la Consulta de Buena Fe. Esta confusión se produjo principalmente por dos acontecimientos que tuvieron lugar el día anterior a la realización de la misma:

En primer lugar hay que señalar que el Alcalde de Sipacapa, en base a un Recurso de Amparo presentado en la capital, a primeras horas de la mañana del viernes 17 de junio, suspendió la realización de la Consulta de Buena Fe. La suspensión de la actividad fue extendida en muchas de las aldeas del municipio a través de mensajes transmitidos con bocinas que circulaban en las aldeas por medio de una ambulancia de la Municipalidad. Esta decisión fue tomada sin el consentimiento de las Comisiones Política y de Apoyo Técnico, que habían trabajado desde enero de este año, junto con el Concejo Municipal en la organización de la Consulta de Buena Fe. Tampoco esta decisión estaba respaldada por las autoridades y líderes comunitarios, que en una reunión posterior decidieron continuar con la realización de la Consulta de Buena Fe, a pesar de la retirada del Concejo Municipal. Hay que señalar también que existía una resolución de la Corte de Constitucionalidad en la que se señalaba la legalidad del proceso de Consulta de Buena Fe que se pretendía desarrollar en Sipacapa.

En segundo lugar el viernes 17 de junio circularon en todas las aldeas del municipio unos volantes, repartidos por niños, en los que se decía textualmente: “CONSULTA PÚBLICA SUSPENDIDA. El Juzgado Séptimo de Primera Instancia del Ramo Civil constituido en Tribunal de Amparo, Resolvió el 13 de Junio de 2005, por medio de Amparo No. 87-2005 “La suspensión de la consulta pública acordada por la Municipalidad de Sipacapa”. El sábado 18 de junio NO habrá Consulta Pública en Sipacapa[2]. Tenemos que indicar que el Alcalde Municipal, en reunión con la Comisión Política y de Apoyo Técnico, manifestó que esos volantes no habían sido distribuidos por parte de la Municipalidad. Al mismo tiempo, hay que señalar que parece que los volantes fueron realizados en una imprenta y no en fotocopiadora, con lo que es presumible que fuese una acción ya planificada por sus autores, teniendo en cuenta además que la notificación del Recurso de Amparo no llegó a la Municipalidad hasta el jueves 16 de junio en la tarde. Este equipo de observación no tiene evidencias de la autoría de estos volantes, pero varias fuentes entrevistadas en esos días apuntaban hacia la empresa Montana Exploradora como responsable de este hecho, el cual denunciamos y solicitamos su investigación. En cualquier caso, el equipo de observación valora que este hecho fue un acto de desinformación grave al Pueblo de Sipacapa cuyo objetivo era boicotear el proceso de Consulta de Buena Fe.

En base a diversas entrevistas realizadas con vecinos y vecinas del Municipio de Sipacapa el equipo de observación estima que la participación de la población hubiera sido mucho mayor si no hubiesen existido estos elementos de confusión. El equipo de observación estima que se cometió una grave irresponsabilidad por parte de los autores de estos dos acontecimientos que acaecieron el día anterior de la realización de la Consulta de Buena Fe y que, según algunas personas entrevistadas, podían haber afectado seriamente al normal desarrollo de esta actividad. A pesar de ello la participación fue elevada y creemos que bastante representativa de la voluntad del Pueblo Sipakapense.

Desarrollo de las Consultas de Buena Fe

Este grupo de observación fue testigo de que las Consultas de Buena Fe desarrolladas en las Asambleas Comunitarias se realizaron conforme a lo establecido en el Reglamento Municipal y no se registró ningún incidente ni irregularidad grave que pudiese invalidar o afectar los resultados de la misma. Cabe destacar que los procedimientos que se utilizaron para hacer las Consultas de Buena Fe fueron diferentes en algunas aldeas, siendo antes consensuada la forma de hacerlo por las mismas Asambleas Comunitarias. De esta manera, podemos señalar que en cuatro de las aldeas se realizó la consulta a mano alzada, en otras tres se realizó a través de votos públicos en un pizarrón, en otras dos a través de papeletas con voto secreto,… Por tanto, el equipo de observación fue testigo de que las Consultas de Buena Fe fueron realizadas en armonía con las formas propias de toma de decisiones comunitarias en cada aldea.

Comunicado oficial de la observación

En la tarde del sábado 18 de junio, después de la realización de las Consultas de Buena Fe, el equipo de la observación realizó un comunicado, el cuál fue extendido a través de varios medios de comunicación. En el Anexo I presentamos el texto íntegro del comunicado elaborado y solicitamos a las autoridades competentes que lo tengan en cuenta a la hora de tomar medidas con respecto a esta Consulta de Buena Fe del Pueblo Sipakapense.

Nota

Todas estas conclusiones han sido elaboradas en base a los informes elaborados por los observadores en cada aldea en la que tuvieron lugar las Asambleas Comunitarias.

 

Equipo coordinador de la observación:

Consejo Regional de Autoridades y Pueblos Indígenas de Huehuetenango, San Marcos, Quiché, Sololá, Totonicapán y Quetzaltenango.

Contacto:    Carlos García (Totonicapán), cel: 53165251

Contacto:    AJCHMOL (San Marcos), telf: 77604777

3ª Calle, 1-86, zona 4, San Pedro Sacatepéquez (San Marcos)

ajchmol@hotmail.com

Contacto:    Movimiento de Trabajadores del Campo (MTC – San Marcos), telf: 77602309

         Diócesis de San Marcos

The Canadian Rights Action Foundation

 

Contacto:    Grahame Russell (Director), telf: 0014166542074

                   Box 73527

                   CP Wychwood, 509 St. Claire Ave W.

                   Toronto ON

                   info@rightsaction.org

The Network In Solidarity with the people of Guatemala

 

Contacto:    Jarge Rogachevsky (Director Ejecutivo), telf: 2025187638

                   18-30. Connecticut Avenue.

N. W. Washington. D. C.

nisguaed@igc.org

ANEXO I

COMUNICADO URGENTE

OBSERVACIÓN DE LA CONSULTA EN SIPACAPA

El sábado 18 de junio de 2005 han tenido lugar en el Municipio de Sipacapa consultas comunitarias en las aldeas de su municipio en las que se discutió la aceptación o rechazo de la actividad minera en este municipio. Ante este evento un grupo de aproximadamente 75 observadores nacionales e internacionales han estado acompañando estas asambleas.

Las y los observadores que hemos participado en esta actividad DECLARAMOS:

Ha habido presencia de observación nacional e internacional en las 13 aldeas convocadas para las asambleas.

Según los informes de las y los observadores, las asambleas se han desarrollado según  los usos y costumbres de las comunidades, con total normalidad en todas las aldeas, sin acontecer ningún suceso relevante que impidiese el desarrollo de las asambleas.

Cabe destacar que a pesar de la confusión generalizada en los últimos días en torno a la realización de las asambleas la participación ha sido elevada, tanto de hombres como mujeres. Esta confusión fue generada por varias vías:

   En primer lugar, la desconvocatoria unilateral por parte de la Corporación Municipal el día anterior a la realización de dichas asambleas, a pesar de que había comisiones dentro del COMUDE encargadas de la convocatoria y organización de la consulta. Hay que señalar que este órgano justificó su decisión en un recurso de amparo de un juzgado de primera instancia de la capital y sin tomar en cuenta una resolución de la Corte de Constitucionalidad en la que se concluía la legalidad de la consulta. En este sentido cabe señalar que el COMUDE y alcaldes auxiliares en sesión ordinaria decidieron continuar con el proceso de consulta al pueblo Sipakapense.

Durante todo el día anterior a la consulta fueron repartidas, utilizando para ello a niños, en muchas de las aldeas de Sipacapa, volantes donde se informaba que la consulta había sido suspendida oficialmente. Hasta el momento se desconoce el origen de estos volantes.

    Al mismo tiempo en varias radios comunitarias fue emitida la información de desconvocatoria de la consulta, en un claro acto de irresponsabilidad y desinformación.

Las y los observadores hemos sido testigos de la contundente respuesta de la población Sipakapense, rechazando abiertamente la actividad minera en su territorio.

Por todo esto, el grupo de observación nacional e internacional valoramos que en el día de hoy las comunidades del municipio de Sipacapa han ejercido libre y democráticamente su participación en el proceso de consulta sobre la actividad minera.

Este grupo de observación avala el desarrollo de la consulta y exige:

A las autoridades municipales que validen lo acordado en las asambleas comunitarias, ya que el mandato de la Corporación Municipal es responder a la voluntad y opinión de su pueblo.

A las autoridades nacionales que tomen las medidas necesarias para que la voluntad soberana del pueblo Sipakapense sea respetada.

A la empresa Montana Exploradora que automáticamente cese sus actividades en ese municipio, ya que la actividad minera que realiza no cuenta con el aval de la población de Sipacapa.

En Sipacapa, sábado 18 de junio de 2005

Equipo de Observación.

 

 

 



[1] Datos obtenidos en la Municipalidad de Sipacapa.

[2] Adjuntamos una copia del volante repartido en las aldeas.